En pocas palabras: ¿Cómo es posible que la universidad y las altas instituciones científico-culturales vivan al margen de Wikipedia? Cada gota de agua cuenta.


Así comienza el capítulo del libro

  • tn__visd_0000JPG01DBV.jpgEscribir un artículo en Wikipedia tiene un segundo nivel: el aprendizaje de la escritura colaborativa. El autor, todopoderoso en otras faenas, tiene que negociar el contenido, no sólo adaptándose a las pautas de estilo que hemos visto anteriormente, sino aceptando el enfoque, los datos y las correcciones de otros autores. Los datos de ediciones reales también apuntan a que la colaboración tampoco es tanta en un porcentaje muy alto de artículos: aún hay muchos artículos vinculados al esfuerzo de un autor principal, que suele tener un fuerte interés personal en lo tratado. De esta forma, un tercio de las revisiones de artículos pertenecen al mismo autor que continúa el trabajo donde lo dejó (Kimmons, 2011).

  • Vamos a revisar las principales políticas que la comunidad etiqueta como «trabajar con otros». Aunque empezaremos con la parte negativa (la resolución de conflictos), no son menos importantes las formas positivas de colaboración (planificar temas a completar, wikiproyectos, etc.):

[...] cita de p. 69 [...] y así termina:

  • Una curiosidad en la comunidad de editores son las distinciones y emblemas. A lo largo del tiempo algunos wikipedistas han ido creando pequeños premios y distinciones muy personales con las que reconocen el trabajo de otros. Se encuentran en las páginas de usuario (por lo general bastante extravagantes). Otras condecoraciones se derivan de Wikirretos y competiciones del tipo «Día loco del desambiguar» (WP:LRDES). Como cualquier grupo especializado, con el paso del tiempo ha desarrollado una jerga propia: en el ensayo WikiSpeak[1] se recopila el habla de los wikipedistas angloparlantes.



Actualizaciones


bla, bla, ...
  1. ^ Nota 43. <http://en.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:WikiSpeak>.